Viaje a la Luna

Viaje a la Luna

LA LUNA DE NOKA

Una memoria a mis antepasados, a mis vivencias...unos versos de futuro.

QUIEN NO SE OCUPA DE NACER SE OCUPA DE MORIR

sábado, 19 de agosto de 2017

Los periodistas oficialistas de Macri todos los días publican lo que sus jefes del Norte y los de este Sur neoliberal le dictan, sus argumentos son fáciles de refutar con simples números, han llegado a tal descaro que increpan a cualquier político de este país a que se defina ante un preconcepto que quieren instalar…”Venezuela es una dictadura” y los 8 millones que votaron por una Constituyente (órgano supremo según la constitución de Venezuela) “es un fraude” (son los mismos que vieron con buenos ojos que “7 millones de votos” se quemaran por la oposición ante una elección sin control de nadie), eso sí, para estos sietemesinos lo que hizo “Cambiemos” el pasado 13 de Agosto en las elecciones PASO con la empresa INDRA (sospechada en el viejo continente de fraudulenta) es una “PICARDIA ELECTORAL” y no un fraude comunicacional, la VARA, para estos tipos llamados “periodistas independiente” no tiene la misma dimensión en el sistema SI. Dejo a continuación los “argumentos” que demuestran para ellos que “Venezuela es una dictadura”. Y más adelante otro artículo con NUMEROS que ARGUMENTA la “gran censura” que ofrece Maduro a los que lo critican. La PLUSMENTIRA no es algo nuevo, es el modus operandi de siempre, de una prensa al servicio del Capital y los poderosos.

Las 7 razones que explican por qué el gobierno de Venezuela se convirtió en una dictadura
(Por Darío Mizrahi 19 de agosto de 201, publicado en INFOBAE)

El teniente coronel Hugo Chávez entró de cabeza al centro de la escena política venezolana el 4 de febrero de 1992 con un alzamiento militar. Su intento de golpe de Estado fue derrotado y el líder encarcelado. Sin embargo, el hastío con la clase política tradicional era tan grande, que Chávez recuperó la libertad dos años después, convertido en la figura política más popular del país. No le costó demasiado ganar las elecciones de 1998 y convertirse en presidente.

Con esos antecedentes, no sorprende que su gobierno haya sido cuestionado desde el comienzo por su falta de apego a las reglas de la democracia. Su voracidad por el poder y su desprecio por las opiniones disidentes lo convirtieron en un líder con fuertes rasgos autoritarios. Si, a pesar de todas las críticas, no se podía decir que era un dictador es porque arrasaba en las urnas. Haber sufrido él mismo un intento de golpe en 2002 lo legitimó aún más.

Pero Chávez murió en 2013. Su sucesor, Nicolás Maduro, heredó un gobierno que se iba cerrando cada vez más. Sin el carisma ni el liderazgo de su jefe, le resultó muy difícil convencer a la mayoría de los venezolanos de que era deseable vivir en un país en el que todos —menos los altos funcionarios— veían cómo sus derechos menguaban día a día. Ganó sus primeras elecciones presidenciales por un estrechísimo margen y los resultados fueron muy discutidos por la oposición, que denunció una larga lista de irregularidades.

Aunque hizo todo lo posible por torcer las reglas a su favor, no tuvo forma de evitar una estrepitosa derrota en los comicios legislativos de diciembre de 2015. En el último gesto democrático de su gobierno, reconoció la victoria de sus adversarios. Pero no soportó que la oposición controlara con una mayoría calificada la Asamblea Nacional (AN). Su ofensiva para terminar con la democracia en Venezuela comenzó el miércoles 30 de marzo de este año, con la decisión del Tribunal Supremo de Justicia (TSJ) de asumir todas las funciones del Poder Legislativo. La presión internacional fue tan grande que Maduro le ordenó al TSJ dar marcha atrás dos días después. Pero el plan terminó de concretarse este viernes, cuando, a través de la fraudulenta y plenipotenciaria Asamblea Constituyente, disolvió definitivamente al parlamento.

Hoy ya casi nadie pone en duda que Venezuela se transformó en una dictadura. Estas son las siete razones principales:

1. Fue cooptado el Poder Judicial

El chavismo, como todos los populismos, desprecia a la Justicia desde sus orígenes, porque es un poder que no se elige por voto popular. Con ese razonamiento, siempre rechazó que se lo considerara poco democrático por colonizar a los jueces. Pero por más que un régimen tenga legitimidad de origen —dada por el voto—, para que haya una democracia plena tiene que haber también legitimidad de ejercicio, que significa gobernar con ciertos límites, respetando la multiplicidad de opiniones que existen en una sociedad. Para eso es clave que el Poder Judicial sea independiente.

La persecución de los magistrados con vocación de autonomía empezó poco después de la asunción de Chávez. Hay casos paradigmáticos, como el de la jueza María Lourdes Afiuni, que fue arrestada el 17 de diciembre de 2009 por haber concedido la libertad condicional al banquero Eligio Cedeño, que había pasado tres años preso sin condena. A la par que se perseguía a los díscolos, se nombraba a jueces militantes, para asegurarse de que fallen siempre según los dictados del gobierno. Franklin Nieves, el fiscal que llevó adelante la causa que terminó con la condena al dirigente opositor Leopoldo López, reconoció desde el exilio en octubre de 2015 que "el 100% de las pruebas se inventaron" y que "Maduro es el que gira todas las instrucciones para poner presa a cualquier persona".

El Presidente dio el paso final para anular todo vestigio de independencia judicial en diciembre de 2015, tras la derrota en las legislativas. Nombró en sesiones extraordinarias a 12 de los 32 jueces del TSJ con una mayoría inferior a los dos tercios que exige la ley. Los designados tenían pocas credenciales y un estrecho vínculo con el partido de gobierno. Por ejemplo, el presidente de la Sala Constitucional que dio el primer golpe contra el parlamento, Juan José Mendoza, había sido diputado por el oficialismo.

2. Se bloqueó el referéndum revocatorio

El Consejo Nacional Electoral (CNE), que está totalmente sometido a la voluntad del gobierno, obturó por primera vez la posibilidad de que se exprese la voluntad popular cuando paralizó el referéndum revocatorio que impulsaba la oposición para que los venezolanos decidieran si querían seguir siendo gobernados por Maduro o no. Fue el 21 de octubre de 2016, días antes de que se organizara la recolección del 20% de las firmas del padrón electoral, necesarias para convocarlo. El organismo argumentó que se habían cometido irregularidades en el paso previo, la junta de adhesiones del 1% de los electores.
El revocatorio es un derecho incluido en la Constitución bolivariana de 1999 para darle un carácter plebiscitario a la democracia. El propio Chávez se había sometido exitosamente a uno en 2004, para legitimar su mandato.

Smartmatic, la empresa a cargo del sistema de voto electrónico en Venezuela, denunció fraude

 3. Se terminaron las elecciones libres y limpias

El principal contraargumento del chavismo cuando lo acusaban de ser antidemocrático era que ganaba todas las elecciones, lo que fue cierto hasta 2015 (con la excepción del referéndum constitucional de 2007). Eso se esfumó el martes 18 de octubre de 2016, cuando el CNE anunció, sin ninguna explicación, que posponía para 2017 los comicios regionales pautados para diciembre del año pasado. Los gobernadores de todos los estados del país, y los diputados de sus respectivas legislaturas, ejercen el poder de facto desde enero, cuando se les venció el mandato. Días atrás, en un contexto desnaturalizado por todo lo que ocurrió en estos meses, el CNE anunció que se realizarían el 10 de octubre de este año, pero nada garantiza que eso vaya a ocurrir.

Una aún más flagrante violación al principio de elecciones libres y competitivas se produjo el 30 de julio pasado, cuando se eligieron los 545 integrantes de la flamante Asamblea Nacional Constituyente (ANC). El sistema de votación violaba el principio de una persona—un voto, al darle la misma representación a un pueblo de 2.000 habitantes que a una ciudad de un millón, y al incluir una porción de asambleístas elegidos por las corporaciones sectoriales, cuyos órganos de representación controla el chavismo. Como si fuera poco, fue tan poca gente a votar que el Gobierno decidió hacer fraude, inflando el número de votantes. Smartmatic, la empresa a cargo del sistema de voto electrónico empleado en los comicios, denunció que la diferencia entre la cantidad de participantes anunciada y la verdadera fue de al menos un millón de electores.

4. Se creó un órgano político por encima de la Constitución

La ANC, instaurada el 4 de agosto, debería tener la función exclusiva de redactar una nueva Constitución. Así es en todo el mundo. Sin embargo, ésta tiene un período de vigencia indeterminado —primero se dijeron dos años, pero luego Diosdado Cabello sugirió que podían ser cuatro— y además tiene poderes que le permiten intervenir en la política cotidiana, como si fuera un parlamento, sólo que mucho más poderoso. Quedó claro en el decreto que se dictó este viernes: "Todos los órganos del poder público se encuentran subordinados a la Asamblea Nacional Constituyente". Si un ente que no está concebido por la Constitución está por encima de todos los poderes existentes es porque la Constitución dejó de tener vigencia.

5. Fue disuelto el Poder Legislativo

Como prueba de su carácter absolutista, la ANC resolvió este viernes "asumir las competencias para legislar sobre las materias dirigidas directamente a garantizar la preservación de la paz, la seguridad, la soberanía, el sistema socioeconómico y financiero, los bienes del Estado y la preeminencia de los derechos de los venezolanos". En otras palabras, disolvió la Asamblea Nacional, el parlamento legítimo y constitucional de Venezuela.

No es la primera vez en la historia de América Latina que un gobierno da un golpe de Estado anulando el Poder Legislativo. Lo hizo en 1973 Juan María Bordaberry en Uruguay, y en 1992 Alberto Fujimori en Perú. El Parlamento es el máximo representante de la voluntad popular porque es el único poder en el que están reunidas las principales expresiones políticas que hay en un país. Por eso no puede haber democracia sin Poder Legislativo.

6. Hay presos políticos

Maduro resolvió la crisis desatada por la ola de protestas opositoras que se sucedieron en 2014 y en 2017 como lo hace cualquier jefe de Estado autoritario: reprimiendo salvajemente —utilizando incluso bandas criminales armadas— y encarcelando dirigentes. Entre las decenas de presos hay importantes líderes opositores, como el alcalde de Caracas, Antonio Ledezma, y el ex alcalde de San Cristóbal, Daniel Ceballos, que están detenidos desde hace más de dos años. Leopoldo López no sólo está en prisión: en un hecho con pocos precedentes en la historia reciente de América Latina, fue condenado a 13 años y 9 meses de cárcel por protestar.

Ledezma y López recibieron el mes pasado el beneficio de la prisión domiciliaria, pero siguen privados de su libertad. Según el Foro Penal Venezolano, 5.326 personas fueron encarceladas en protestas desde abril. Las estimaciones de esta ONG independiente indican que hay actualmente 676 presos políticos en el país.

7. No hay libertad de prensa

Si el Poder Judicial es el gran enemigo de los autoritarismos dentro del Estado, la prensa es el mayor adversario en la sociedad civil. La razón es la misma en los dos casos: ambos pueden ejercer un importante control sobre lo que hace el gobierno, algo esencial para toda democracia. La persecución comenzó con la sanción en 2004 de la restrictiva Ley de Responsabilidad Social en Radio y Televisión, que aumentó el control gubernamental sobre los contenidos y disminuyó el margen de acción de los medios audiovisuales.

El siguiente hito fue el cierre de RCTV, el canal más antiguo de la televisión venezolana, que nunca se plegó al discurso oficial. La censura televisiva fue total en 2013: asfixiado económica y políticamente, Globovisión, el único canal independiente que quedaba en el país, fue vendido a empresarios cercanos al gobierno y echó a todos los periodistas críticos. La política hacia la prensa escrita fue similar: primero se los ahogó retirándole la publicidad y luego limitando la entrada de papel de diario, que forzó a decenas de periódicos a cerrar y a otros tantos a reducir su extensión y su circulación. Este medio también fue y es objeto de censura: Infobae está bloqueado en Venezuela desde el 10 de octubre de 2014.

Los Medios de Comunicación en Venezuela: ¿Quienes son los dueños de la información?
(Por Víctor López González, publicado en “KAOSENLARED”)

Venezuela es un país que desde principios de siglo ha desarrollado un protagonismo en la región latinoamericana y en la política internacional que ha llevado a que esta nación de 30 millones de habitantes sea citada con regularidad tanto en entornos académicos como en ambientes más distendidos. Es habitual observar como Venezuela se utiliza como arma arrojadiza en los acalorados debates televisivos, es prácticamente una norma no escritacitar en estos espacios mediáticos los supuestos atentados contra los derechos humanos y las libertades individuales que el gobierno del Partido Socialista Unificado de Venezuela comete contra su propia población. Realmente sobre este país tropical se ha dicho de todo y se pueden realizar cualquier tipo de juicios de valor sin veracidad o reflexión previa. Lo más sangrante es que estos consensos  creados a lo largo de este principio de siglo se repiten hasta la saciedad en ambientes muy distintos, es curioso y entristecedor que un profesor de una universidad de Ciencias Sociales  utilice los mismos argumentos que dos personas conversando en un bar o  que Bertín Osborne en un plató de televisión.  Este hecho evidencia que los consensos sobre Venezuela reproducidos por los medios de comunicación han calado hondo en el conjunto de la sociedad y esta no se ha parado a reflexionar sobre la autenticidad de estos. Estos acuerdos colectivos tienen una línea común y pueden ir desde “El gobierno de Maduro es un sistema dictatorial que encarcela a opositores” o “En Venezuela los medios de comunicación están controlados por el gobierno y práctica la censura” hasta  “Chávez quiere prohibir los Simpson y la Coca Cola”. Este artículo tratará de arrojar luz sobre el controvertido tema de los medios de comunicación y el trato que tiene el gobierno con estos.

Si uno pone en su buscador de internet la frase “medios de comunicación en Venezuela” rápidamente le aparecen numerosos enlaces de  asociaciones de prensa con cierta legitimidad internacional presentando informes de la dramática situación que vive la prensa en este polémico país. Entidades como Reporteros sin Fronteras en un informe realizado en 2013 afirma que en Venezuela casi la gran totalidad de los medios de comunicación están dominados por el gobierno bolivariano, a su vez Human Right en un amplio documento elaborado en 2014 afirma que “durante el gobierno del presidente Chávez y ahora durante la presidencia de Nicolás Maduro, la acumulación de poder en la rama ejecutiva y la erosión de las garantías sobre los derechos humanos han permitido al gobierno intimidar, censurar y perseguir a sus críticos” e informó “que los medios de radiodifusión pueden ser censurados si critican al gobierno” . Al observar estos informes uno puede llegar a la conclusión de que el gobierno de Venezuela realiza unas prácticas dictatoriales en referencia a los medios, unas prácticas que según los informes se acercan mucho a las utilizadas por exdictaduras latinoamericanas como la Chilena, Argentina o Uruguay.

Pero ¿Qué hay de verdad en estos informes? Para comprobar la veracidad de dichas afirmaciones lo más conveniente es analizar quienes son los dueños de la información en Venezuela a través del reparto de medios, evaluar las audiencias para comprobar que grado de influencia tiene cada medio, examinar la existencia de conglomerados mediático y qué relación tienen con el poder, y por último tratar casos concretos que han generado polémica tanto en América Latina como en Europa.

Este artículo plantea una visión distinta con la intención de desmentir con datos y argumentos contrastados los consensos que con intención deslegitimadora se crean sobre este país que siempre estará en tela de juicio, no porque a Occidente les importe mucho como viven los ciudadanos venezolanos, si no por el oro negro que durante años controlaron y que ahora tienen que pagar religiosamente.

1-Reparto de medios: TV/Prensa escrita/ Radio

En la siguiente imagen se analiza el origen privado o público de los principales medios de comunicación que operan en el país, si bien es cierto que en la imagen no aparecen el 100% de las entidades de comunicación venezolanas ya que son muy numerosas, si aparecen las más utilizadas y por lo tanto las que mayor repercusión e influencia poseen. Se da por hecho que los medios públicos tienen el control del gobierno y los medios privados escapan al control estatal:

TELEVISIÓN

Como se puede observar de las 10 cadenas de televisión más vistas e importantes del país, solo 4 son de dominio público mientras que 6 son de origen privado. Es preciso destacar que la cadena TVes corresponde a la antigua cadena privada RCTV nacionalizada en el año 2008 por parte del gobierno de Hugo Chávez.

1.1 Niveles de audiencias

Para comprobar el nivel de influencia que un medio de comunicación tiene sobre la población es preciso ver el nivel de audiencia. Si se observa la audiencia por canal se puede evidenciar que las televisiones con más seguimiento por parte de los venezolanos son las dos cadenas privadas que en general han mostrado un acercamiento hacía postulados de la oposición, y por otro lado la TV de pago, que escapa al control del gobierno. Las cadenas de TV más ligadas al oficialismo como son VTV, Telesur y TVES no superan ni un 5% del share total, lo que da pistas sobre la influencia de estos medios.

1.2 Avance de la Televisión privada

Por otro lado  la televisión por cable está sufriendo un avance significativo de usuarios y audiencia, llegando a niveles de más del 65% de los venezolanos que disfrutan de este servicio. En 2012 el 65% de los venezolanos optan por la TV de pago mientras que el 35% por la emisión en abierto, esta disminución evidencia que el control del gobierno en los medios de comunicación cada vez es menor, ya que a través de la televisión por cable cualquier usuario tiene vía libre para ver canales de todo el mundo, incluido los canales americanos fervientemente críticos con el gobierno venezolano como la FOX.

En lo que se refiere a la prensa escrita, la proporción es menos igualitaria, de los 6 periódicos más importantes solo 1 es de dominio estatal, el resto pertenecen a entidades privadas y conglomerados mediáticos, incluso el diario “El Universal” pertenece a una empresa española denominada “Espalística” que es dirigida por el empresario español Jesus Abreu. Se concluye que la prensa escrita está controlada por el 84% de medios de origen privado que escapan al control público.

PRENSA ESCRITA

En cuanto a las radios el panorama no es muy distinto a los otros sectores mediáticos, las radios privadas suman el 97,2% del total de las radios más influyentes e importantes, siendo únicamente el 3.8% las radios que están en manos púbicas.

RADIOS

Sumando el total de los medios analizados, el 80.4% de los medios de comunicación en Venezuela no solo no están en manos del gobierno, sino que son medios privados la gran mayoría de ellos abiertamente opositores.

2-El caso de Radio Caracas TV

Uno de los capítulos más polémicos de la TV venezolana es el cierre de Radio Caracas televisión.  En 2007 el gobierno de Hugo Chávez anunciaba que no iba a renovar la concesión al medio de comunicación RCTV por su manipulación durante el golpe de estado que sufre el gobierno Bolivariano en 2002, haciendo hincapié en la manipulación del suceso del puente Yaguno. Hay que recalcar que el gobierno de haber querido cerrar el canal no tendría que haber esperado 5 años desde que sucede el golpe hasta la finalización de la licencia. Una vez llegado el último día en que el medio de comunicación tenía la capacidad de emitir su programación, el gobierno requisó todos los materiales y se fundó la televisión pública TVes, lo que se puede considerar que RCTV no fue cerrada si no nacionalizada. Además RCTV siguió su emisión en la televisión por cable, utilizada por la gran mayoría de los venezolanos. Este suceso fue tratado en España como un atentado a la libertad de expresión y muchos periodistas pusieron el grito en el cielo ante este hecho, pero nunca se explicaron ni los motivos de la nacionalización ni la continuidad de la cadena en emisión privada.

3 -Conglomerados Mediáticos: Cadena Capriles/ Grupo Ultimas noticias.

La gran mayoría de los medios de comunicación están dominados por lo que antiguamente y hasta mayo del 2013 se conocía como “Cadena Capriles, en la actualidad este conglomerado empresarial pasó a denominarse “Grupo Ultimas Noticias”. Este grupo mediático fue fundado por una familia judía en 1941 siendo en 1948 cuando Miguel Ángel Capriles Ayala se hizo propietario de la totalidad del grupo empresarial. En 1958 crea uno de los periódicos más importantes en la actualidad, El Mundo, que sería de circulación vespertina. Según Michael Coppedge (profesor de Ciencia Política en la Universidad de Notre Dame), en 1968 un acuerdo entre Rafael Caldera (COPEI) y el grupo mediático tendría como resultado que Miguel Ángel Capriles obtuviera un escaño en el senado y el derecho a decidir a once candidatos al congreso, a cambio el grupo empresarial debería dar una cobertura favorable a la campaña a las presidenciales de 1968. Capriles fue elegido para el Senado de Venezuela en 1968 en la lista del partido de COPEI y siete Capriles nominados fueron elegidos a la Cámara de Diputados de Venezuela, incluyendo el director de El Mundo, Pedro Ramón Romero. A su vez el hermano de Capriles Ayala periodista e historiador Carlos Capriles Ayala, fue nombrado embajador en España.

En la actualidad las relaciones económico-políticas se mantienen, el candidato y actual jefe de la oposición Henrique Capriles Radonski es descendiente de 3º generación de Miguel Ángel Capriles Arcaya fundador del grupo empresarial. De hecho que se cambiara el nombre del grupo en Mayo del 2013 no es casualidad, ya que se producía dos semanas después de que Henrique Capriles casi ganase las elecciones generales contra su rival Nicolás Maduro. Que el jefe de la oposición. El cambio del nombre del grupo y su parentesco familiar da muchas pistas sobre las relaciones entre la oposición, los medios y los posibles intereses económicos de ambos, y para ganar votos hay que eliminar las pistas.

4-Ley de responsabilidad social en radio y televisión: ¿Herramienta legislativa para censurar?

Desde Europa se ha planteado que esta ley es la herramienta que utiliza el gobierno para llevar a cabo la censura y las prácticas totalitarias, incluso se llegó a argumentar que esta ley intentaba censurar la célebre serie de TV americana  “Los Simpsons” cuando realmente la ajustaba a un horario adecuado. En realidad esta ley es muy similar a la ley española que regula el horario infantil y el máximo de publicidad por hora. El objetivo  es el de establecer “la responsabilidad social de las normas y principios constitucionales, de la legislación para la protección integral de los niños, niñas y adolescentes, la educación, la seguridad social, la libre competencia  y la Ley Orgánica de Telecomunicaciones”. Estas normas limitan las escenas de sexo en las telenovelas y las escenas violentas en horario considerado como infantil, a su vez establece limitaciones publicitarias, es decir una ley como la que podría tener cualquier otro país en Europa o el resto del mundo.

De la teoría a la práctica

En teoría la situación que describen las asociaciones de prensa respecto a los medios de comunicación en Venezuela está muy alejada de la realidad. Es preciso comprobar si en la práctica los medios de comunicación privados critican al gobierno y si se produce la autocensura. Para ello es necesario comprobar insitu la programación de estos medios para evidenciar que actitudes toman con respecto a la actualidad política venezolana.

En numerosos vídeos en internet se puede comprobar cómo en los medios privados existe una libertad para realizar críticas al gobierno e incluso llamamientos a golpes de estado, llama la atención un vídeo1 donde se realiza una recopilación de todas las afirmaciones contrarias al gobierno. En este se pueden escuchar las siguientes críticas: “Venezuela es un país que vive en absoluta decadencia” (Globovisión) “Venezuela va hacía el caos” (Televen) “Lo cierto es que este gobierno pretende poner a los trabajadores al servicio del patrón” (Venevisión)“Esto no es más que la confirmación de la existencia de un gobierno corrupto” (Globovisión)“Creemos como es mi caso que Maduro tiene que irse aun que no quiera, como hacen todos los dictadores” (Televen) “Algo muy serio está pasando en cuanto a las relaciones del régimen venezolano con la ETA y las FARC” (globovisión) “La conducta del presidente de la república la exhibe como un desequilibrado mental” (Televen) “Hugo está evolucionando de fascista a Nazi, y ¿Saben cuál es la diferencia entre un fascita y un nazi? Principalmente que el nazi asesina”(Globovisión) “El presidente está embelesado es una forma sexual tipo freudiana, con Fidel Castro” (Venevisión) “Se están dando síntomas dictatoriales en nuestro país” (Globovisión)“Hitler, Fidel Castro, Stalin, los grandes asesinos de la historia del siglo XX van a parecer niños de pecho frente a ti” (Globovisión) “Le estamos diciendo al pueblo que a este gobierno no se le puede combatir con medios democráticos” (Globovisión) “La solución a los problemas de Venezuela es una solución militar”  (RCTV)

En cuanto a la prensa escrita si uno investiga las portadas de los últimos dos años de periódicos como el universal puede encontrar decenas de críticas al gobierno, sobretodo recientemente durante las protestas estudiantiles en Caracas.

Si es cierto lo que dicen los informes citados anteriormente, ¿Cómo es posible que en el día a día de la información venezolana se cuelen opiniones contrarias al oficialismo? O ¿Cómo es posible que se llame a un presidente del gobierno asesino o nazi? o ¿incluso se pida un llamamiento a un golpe de estado? La Venezuela que describen los informes de asociaciones de prensa no existe como tal.
(https://www.youtube.com/watch?v=d7pkYN1YVH0)

-Conclusiones

Las informaciones que llegan a Europa sobre el trato que reciben los medios de comunicación en ciertos países de América Latina son confusas y en muchas ocasiones manipuladas con intención política. Este estudio demuestra la poca veracidad y profesionalidad de los informes realizados por Reporteros sin Fronteras y Human Rigths desmintiendo que el gobierno practique la censura si se le critica, o amenace a los periodistas produciéndose la autocensura por parte de estos. Toda la información recogida y utilizada para este estudio es de fácil acceso en internet, cualquier ciudadano puede acceder al registro de la propiedad, y a las audiencias que tiene cada medio como a la ingente cantidad de videos que circulan por la red criticando al gobierno sin ningún tipo de consecuencia penal o política.


La decisión del gobierno venezolano en virtud de sus legítimas potestades de invertir las rentas petroleras en disminuir la pobreza, sacar de la exclusión social a más de 4 millones de venezolanos, y reducir a cero el porcentaje de analfabetismo le ha supuesto ganarse muchos enemigos. Estos enemigos que son poseedores de medios de comunicación (Liberty empresa de inversiones en energías e hidrocarburos y a su vez máximo accionista del grupo PRISA por ejemplo) van a tratar de criminalizar al gobierno bolivariano utilizando todas las herramientas a su disposición, incluidas asociaciones de prensa que gozan de una legitimidad y prestigio social importante.

lunes, 14 de agosto de 2017

En Octubre de 2012 escribí el siguiente post, lejos estaba de imaginarme una Venezuela actual, acorralada por una derecha violenta y golpista, apoyada y financiada como siempre ha sucedido en nuestro continente por el Imperio del norte "que nos desprecia". ¿Que DICTADURA de este continente ha convidado en el pasado a elecciones?, llamar a VENEZUELA, dictadura, convocando su Asamblea Constituyente recientemente para el próximo Octubre de 2017 a celebrar las elecciones regionales para elegir a gobernadores, es de una infamia brutal, que da pretexto para una invasión de los "gendarmenes mundiales" y sus medios de comunicación.

Gente valiente me dio libertades,
ante los sueños de los valientes.
Valientes sueños, libertades
admirables, pero no suficientes.
(“Libre”, Buena Fe)




DIOS, CHAVEZ, Y LA ETERNIDAD

Hace poco retome a leer algunos escritos, del ateo por convicción y razonamiento, el Sr. Asimov. Es un deleite sin precedente, rememorar aquellas palabras suyas sobre el origen del número Pi, o de su cuento corto sobre la creación del Mundo, y  como el Mundo sigue su curso y te bombardean con lo que esta de moda, no pude abstraerme al pensamiento, que ni Dios pudo hacer el Universo en 6 días, como trata de resumir la biblia los quince mil doscientos millones de años, desde aquel primer alumbrón, ni Chávez ha podido transformar completamente a la Venezuela de hoy después de 14 años en el poder.

Siendo consecuente con mi pensamiento desde que estoy en uso de razón critica, no puedo aceptar que una misma gente esté al frente de algún proceso político, por más que este sea el más revolucionario del Mundo, mas allá de 10 años, la historia de los pueblos lo ha demostrado, que el mas ducho de los lideres merma en su capacidad para generar nueva ideas y en algún momento se estanca su buen cometido. Tengo que decir que de las cosas que rescato del proceso de Venezuela, por más que le quieran poner el nombre que le quieran poner, algunos como Socialismo del Siglo XXI (me parece deplorable), es que ha tenido la idea de solucionar los problemas primarios en un país con tantas riquezas petrolera, como es el rescate de un 30% de la gente pobre mediante la redistribución de la riqueza, que llego a estar hace 14 años en un 60%, los servicios básicos gratuitos a todos, como la salud y la educación, que en todo el siglo XX, se cacareo tanto por los politiqueros de turnos en América Latina y poco o nada se hizo al respecto, y lo otro que rescato es haberle seguido dando al pueblo todo (los a favor y los en contra)  el instrumento adecuado para decidir quién es su gobernante, es decir la gente elige a su presidente, y este por mas cosas que haga en su periodo ejecutivo al frente del estado, llegado el momento se tendrá que ver con las urnas, y refrendar su gestión, si esta ha sido ineficiente, ha estado alejada de las masas y sus problemas, el pueblo tiene su derecho a reclamar otro que los guie.

Yo realmente no conozco a fondo la realidad de Venezuela, mas allá de lo que leo en los diarios de todos los colores, a veces escritos llenos de contradicciones, es decir unos dicen blanco y los otros negro, y por tanto este próximo fin de semana se sabrá a ciencia cierta, si el pueblo venezolano (un poco mas del 50%) estará dispuesto a darle más tiempo a Chávez para sus transformaciones o no, igual en algún momento, yo al menos por mis ideas no lo votaría mas para darle paso a otros bríos, y acá es donde se equivocan a mi modo de ver los que ponen tantas esperanzas en el triunfo de Chávez el día 7 de Octubre, los que pensamos desde abajo, desde los humildes, no entendemos porque se sigue utilizando la esperanza en una persona y no en el verdadero transformador de la sociedad que es el pueblo, y no entender esto es no entender nada a mi modo de ver, es por ello que los que se la dan de zurdos estalinistas afirman que cuando ocurren las revoluciones es porque se dieron las condiciones objetivas y subjetivas para el triunfo revolucionario y cuando el proletariado no quiere seguir acompañando a un proceso que ya no los representa, porque se olvida de las calamidades de la gente, entonces le echan la culpa a traidores, vendidos a la CIA, como a Gorbachov, y no se dan cuenta que si aparecen los Gorbachov, es porque se sigue cometiendo el mismo error desde 1917 y es que el que va a dirigir el proceso de transformación nunca se somete a las urnas, como debe de ser, al criterio de la población, siempre se cocinan en reuniones “supersecretas” de unos pocos, decidiendo quien va hacer el sustituto y luego se presenta como hecho consumado al pueblo, el día que aprendamos que la futura sociedad de los de abajo tiene que ser decidida por los de abajo y por nadie más, entonces estaremos en el camino de la eternidad de los procesos transformadores hacia la sociedad justa.

sábado, 12 de agosto de 2017

PUBLICISTAS DEL IMPERIO
(Por Atilio A. Boron, publicado en PAGINA12)

Evidentemente, las crisis enseñan. Hacen caer las máscaras de quienes aparecían ante los ojos del público como “periodistas” –serios, independientes, bien informados– y los revela como lo que son: agentes de propaganda, publicistas de los grupos dominantes para quienes este es el mejor de los mundos posibles. Un mundo en donde ocho individuos tienen más riquezas que la mitad de la población mundial y el 1% más rico tiene más que el 99% restante del planeta. Para quienes están en la cima de esa pirámide pretender cambiar este mundo es una locura y una amenaza a sus intereses y privilegios. Por eso organizan una legión de publicistas disfrazados como “periodistas” o “académicos” que se encargan de engañar a la gente sea mintiendo u ocultando lo que el común de los mortales no debe jamás saber. ¿El mensaje? El mismo de Margaret Thatcher: “no hay alternativas”.

La desesperación por abortar cualquier pretensión de cambio, cualquier aspiración a construir una sociedad más justa, humana, amigable con la naturaleza es tan grande que en el día de hoy el periódico conservador La Nación publica las opiniones de dos de sus habituales colaboradores perpetrando un exabrupto que los descalifica para seguir posando como analistas políticos. Andrés Oppenheimer en la edición impresa comienza con un título que anticipa la sutileza de su escrito: “Maduro es un dictador”. Y pocas horas después, en la edición online de ese mismo diario, Loris Zanatta, un historiador italiano especializado en el estudio del nacionalismo católico y el peronismo, ganado por su ofuscación levanta la apuesta de su colega y de un plumazo Maduro ya no es un dictador sino un déspota que preside un estado totalitario. 

En épocas normales jamás me habría ocupado de personas que dicen lo que estos dos publicistas. Pero vivimos en un mundo que se acerca temerariamente a su autodestrucción, “tiempos interesantes” según la conocida maldición china que inspiró a Eric Hobsbawm, y en épocas como esta quien calla otorga. Lo que transmiten los editorialistas de La Nación no son ideas sino como dijera Octavio Paz (ese sí que era un intelectual fuera de serie, lástima que involucionó hacia la derecha) simples “ocurrencias”. A ambos los reprobaría en un examen y les exigiría que leyeran cuidadosamente algunos de los textos clásicos en la teoría y la filosofía políticas antes de hablar de dictaduras y totalitarismos. Leer a Carl Schmitt, Sheldon Wolin, Franz Neumann, Hanna Arendt, Max Weber, Barrington Moore, Giorgio Agamben, Domenico Losurdo, Perry Anderson, Juan Linz y, entre nosotros, a Gino Germani para no incurrir en papelones como los que me veo obligado a comentar. Creo que es una falta de respeto para con los lectores hablar de dictadura apelando al Diccionario de la Real Academia Española o al Merriam- Webster. A falta de teóricos reconocidos y respetables en el campo de la ciencia política Oppenheimer cita una autoridad extravagante: el Asesor de Seguridad de Donald Trump, H. R. McMaster, quien según nuestro autor estuvo en lo cierto cuanto declaró que Maduro “no sólo es un mal líder: ahora es un dictador”. McMaster no parece demasiado calificado para dictar cursos de teoría política o hablar de estos temas. Su obra jamás la he visto citada en los textos que seriamente estudian el tema. Es un general del ejército con un doctorado en historia de Estados Unidos y un rudo crítico de las “políticas blandas” aplicadas por la Casa Blanca en Vietnam, cosa que lo pinta de cuerpo entero. Pero las opiniones del imperio no se discuten sino que se acatan y entonces si McMaster lo dijo Maduro “debe ser” un dictador. Extraño, como señalaba Galeano a propósito de Chávez, en un país donde su “dictadura” convocó a 21 elecciones y las dos que perdió fueron inmediatamente aceptadas por el “dictador”, mientras que la oposición “democrática” nunca reconoció sus 19 derrotas. Dictador que acaba de convocar nuevas elecciones para alcaldes y gobernadores, y que si la oposición -que dice contar con la mayoría del apoyo popular- se presenta puede ganar sin ningún problema. Que según el ex presidente James Carter el dictador cuenta con un sistema electoral que es de los mejores del mundo, más transparente y confiable que el de Estados Unidos.  Que acepta que funcione una Asamblea Nacional que tiene tres “diputruchos” y que desobedeció la orden del Tribunal Superior de Justicia de convocar a nuevas elecciones para reemplazarlos con diputados legalmente electos. Que admite que el presidente de la Asamblea Nacional, Julio Borges, visite al Jefe del Comando Sur de Estados Unidos rogándole que envíe tropas a Venezuela para restaurar el orden, regrese al país sin ser molestado, convoque a conferencias de prensa para denunciar al “dictador”, continúe con su investidura parlamentaria y su actividad política hasta el día de hoy y nadie lo haya denunciado por lo que en la Argentina sería un gravísimo delito de traición a la patria. Que tiene que vérselas con medios de comunicación opositores que hicieron de la mentira y la difamación su modo de ejercer el periodismo. Si Maduro es un dictador entonces don Andrés tendrá que acuñar alguna nueva categoría teórica para asignar en su tipología a demócratas tan eminentes como el golpista Michel Temer; Manuel Santos, Enrique Peña Nieto, Horacio Cartes y nuestro Mauricio Macri, con Milagro Sala como presa política, Santiago Maldonado como “desaparecido” y la tentativa de nombrar dos jueces de la Corte Suprema por decreto.

Si lo de Oppenheimer es un exabrupto, lo de Zanatta ya se inscribe en otra dimensión: un disparate en donde Chávez termina siendo peor que Videla o Pinochet. Decir que por obra de su déspota totalitario Maduro ha “eliminado la política”, o que en ese país las elecciones “son rituales plebiscitarios llamados a ratificar la unidad del pueblo” (¿Cómo explica don Loris la mayoría absoluta de la oposición en la Asamblea Nacional?, ¿estuvo alguna vez en la hiperpolitizada Venezuela?) o, peor aún, “que el chavismo, el castrismo y el peronismo clásico, al igual que sus antepasados, no son dictaduras simples, sino fenómenos totalitarios” constituyen aberraciones históricas y teóricas que hablan de los efectos tóxicos de algunas sustancias sobre el cerebro de las personas y que las desconecta por completo de la realidad. Mi  maestro y director de tesis doctoral, Gino Germani, se estará revolviendo en su tumba al escuchar tan solemne disparate contra el cual luchó toda su vida. Volver con la cantinela del peronismo como “totalitarismo” es un error tan grosero que la Universidad de Bologna debería someter a su profesor a un jurado académico y apartarlo de su cargo por mala praxis, por el imperdonable pecado de confundir ciencia con propaganda.

viernes, 11 de agosto de 2017

He soñado una fuga. Y he soñado
tus encajes en la alcoba...

(Cesar Vallejo, "Medialuz")



DOBLE

Con tus caderas al aire
tu ritmo serpenteante
el saber arde
sin espera
para comerlo de a dos

Se arquea tu cuerpo
irrumpe la magia negra
se mueve un resplandor dentro
que apasiona a los dos

Se esconde la terrible ilusión
tus manos hambrientas
mi sed en el aventón
una bocanada observa
nos movemos de ocasión

Vamos jadeando doble
jadeando doble
doble
...
espasmo, los dos






jueves, 10 de agosto de 2017

Hoy haciendo una recorrida por los blog que visito, pude leer en el debate de uno de ellos, una invitación de Silvio Rodriguez a leer este articulo que dejo acá, como no conocía quien escribía el mismo, me puse averiguar algo sobre ello. Humberto Pérez combatiente del Ejercito Rebelde estuvo al frente de la Junta Central de Planificación de Cuba  a partir de 1975 y luego del III Congreso del PCC en 1986 fue retirado de la misma. Este tipo de análisis me gustan, sobre todo porque tienen que ver con la concreción de determinados conceptos en la practica. Hay cosas para debatir, las ideas pueden ser buenas en principio, pero quien las tiene que llevar acabo puede no solo, no estar preparado para implementarlas, sino también para corregir lo que vaya saliendo mal.

PRINCIPALES DEBILIDADES INTERNAS ACTUALES DEL MODELO Y PERSPECTIVAS DE NUESTRO SOCIALISMO

(Por Humberto Pérez, publicado el 6/10/2016 en la Revista TEMAS 
http://www.temas.cult.cu)

Fidel en su intervención en la Universidad de La Habana el 17 de noviembre de 2005 planteó que “hay muchas preguntas… acerca de cómo se puede preservar o se preservará en el futuro el socialismo”, después de lo cual razonaba y advertía que esta Revolución pudiera ser destruida por nosotros mismos. En diciembre de 2010, Raúl hizo una más drástica y urgente advertencia cuando dijo que “O rectificamos o ya se acabó el tiempo de seguir bordeando el precipicio, nos hundimos o hundiremos el esfuerzo de generaciones enteras”.



En la actualidad, principalmente por factores objetivos pero también por decisiones tomadas y políticas seguidas no siempre acertadas (aunque no es el caso examinarlas críticamente en este instante), “tenemos la madeja bastante enredada” y, ante ello, debemos tratar de determinar sus nudos gordianos, el orden de las prioridades a ser abordadas y la ruta crítica a seguir para su solución. En mi opinión, las palabras y advertencias de Fidel en 2005 y de Raúl en 2010 mantienen su vigencia: no tenemos totalmente asegurado nuestro proyecto socialista y este corre reales riesgos de malograrse. Para tratar de asegurarlo nos queda un máximo de 5 años bajo la dirección histórica de la Revolución. A lo largo de todo su trayecto en estos casi 60 años, nuestra Revolución ha presentado y presenta peculiaridades, originalidades y fortalezas que la han hecho estar por encima de otros proyectos socialistas y le han permitido supervivir hasta hoy y mantener lo esencial de sus objetivos.

Actualmente, Cuba ha aumentado su prestigio internacional y goza de una aceptación como pocas veces antes había logrado. En sentido negativo se mantiene el bloqueo y hay un peligroso reflujo de los gobiernos populares y movimientos progresistas de América Latina. Debemos sentirnos orgullosos y reconocidos de las fortalezas, pero no podemos confiar dogmáticamente en ellas; ni creer que se mantienen intactas sin resultar afectadas por el paso del tiempo ni por el impacto de los errores internos cometidos y de circunstancias coyunturales. En nuestra economía interna aún permanecen varios de los defectos y rasgos negativos heredados de los llamados proyectos socialistas del siglo XX. Además, hemos tenido y tenemos defectos y debilidades propias. Varios estudiosos han aplicado la llamada Matriz DAFO para listar nuestras debilidades, amenazas, fortalezas y oportunidades. En la “Introducción” al documento sobre la conceptualización examinado en el último Congreso del Partido se hace un intento parcial de aplicación de dicha Matriz.

A continuación nos concentraremos en lo que entendemos determinante y prioritario dentro de la ruta crítica a seguir, y que se refiere a tres debilidades o problemas internos de la esfera económico-social que resultan determinantes: Se ha planteado correctamente que el desarrollo de la economía nacional es la primera de las cuatro misiones principales a cumplir y sigue siendo la asignatura pendiente fundamental. Se ha reafirmado acertadamente que los medios fundamentales de producción deberán continuar siendo propiedad de todo el pueblo. Quiere decir que en entidades del sector estatal se concentran y concentrarán los principales medios de producción del país y por tanto es el sector clave en el que es necesario lograr la mayor eficiencia y productividad posibles.

I-La primera debilidad de importancia capital se expresa en que, a pesar de las medidas tomadas en los últimos años, en nuestra economía en general hay una muy baja productividad y eficiencia y es mucho más acentuada precisamente en el sector estatal. Entre las causas de esta debilidad está el que se siguen practicando una excesiva centralización estatal de la propiedad y gestión y una administración vertical y burocrática, fórmulas heredadas de las experiencias del campo socialista europeo del pasado siglo y aplicadas en Cuba desde los inicios de la Revolución. Debido a ello se manifiestan: - ausencia del sentimiento de dueños y de sentido de pertenencia por parte de funcionarios y trabajadores; - falta de una participación real y suficiente en el manejo de la dirección y en los resultados de la actividad económica y, en general, en el manejo de la sociedad.  Tenemos carencia –en síntesis– de una democracia real y participativa y no solo representativa.

Como consecuencia, todavía no hemos encontrado la fórmula planteada por el Che hace más de 50 años como una de nuestras tareas fundamentales: lograr una motivación e identificación suficientes para perpetuar en la vida cotidiana las actitudes que se han manifestado y se manifiestan en épocas heroicas y en acontecimientos heroicos puntuales y concretos. La propiedad de todo el pueblo, en los hechos, resulta tan indirecta y lejana que para cada individuo se convierte en una abstracción que, a lo sumo, puede entender intelectualmente pero que no le llega de manera suficiente al corazón y menos aún a los músculos. Para sentirse dueños es necesario que los dirigentes y trabajadores de las entidades económicas puedan ejercer determinadas facultades de decisión, de manera real y directa, como lo hace todo dueño, y que reciban en lo personal el efecto de las ganancias o pérdidas que tenga dicha entidad, como sucede a todo dueño. La parte de los ingresos de los trabajadores procedente del salario debe estar vinculada no a los resultados de la entidad laboral, sino únicamente a la complejidad, condiciones y rendimiento del trabajo individual de cada cual y, siempre que sea posible, con un por ciento significativo del mismo de carácter móvil.

Simultáneamente, una porción cada vez mayor del total de sus ingresos personales debe estar vinculada a los resultados anuales de la actividad económica de la entidad como parte de la distribución de una parte de la ganancia. Para tratar de desarrollar el sentimiento de dueños y el sentido de pertenencia, considero que el sector estatal no debe estructurarse principalmente con el criterio de macroempresas, uniones, consolidados u OSDE en las que resida concentrada y consolidada la personalidad jurídica y la contabilidad empresarial, y por tanto donde se tomen las principales decisiones económicas y se defina el destino de las utilidades.

Sin violar los tamaños mínimos determinados por las tecnologías a utilizar y la aplicación de las economías de escala, es mi criterio que las actividades productivas estatales deben organizarse preferiblemente como empresas medianas y Pymes estatales, con personalidad jurídica propia, independencia contable-financiera y operativa, y circunscritas geográficamente al menor territorio posible. Esto no significa renunciar a que las entidades de determinada rama o intersectorialmente, manteniendo al máximo su independencia operativa, puedan decidir, de abajo hacia arriba,  agruparse para determinados objetivos comunes y obtener así una mayor eficiencia, aplicar los últimos adelantos científicos y tecnológicos, desarrollar cadenas de valor tanto hacia el mercado interno como hacia el externo, etc.

En meso empresas y Pymes, los colectivos laborales empresariales que se formen tendrán un menor número de miembros y ello favorecerá que se conozcan e interrelacionen laboral y personalmente de una manera más cercana; se crearán mejores condiciones para el trabajo en equipos, actividades sociales conjuntas y para la formación de un espíritu de colectivo que pueda hacer sentir y experimentar al conjunto y a cada uno de sus miembros, con mayor intensidad y realismo, su condición de dueños de los medios de producción que utilizan; facilitará la participación más directa y real de todos y cada uno en la elección de los Consejos de Dirección de la empresa y en las principales decisiones a tomar. Según los estudiosos e investigadores de la historia del hombre, el sentimiento de dueños comunes de sus medios de producción y el sentido de pertenencia era mayor en la gens que en el clan, y en este mayor que en la tribu. Las actuales empresas y UEB, y no las OSDE que las agrupan, deben ser las células económicas principales en que los trabajadores se sientan y experimenten como dueños y ejerciten la democracia económica socialista. Es un problema fundamental lograr que la empresa estatal resulte más atractiva o por lo menos tan atractiva para los trabajadores, como lo son actualmente las entidades y los trabajos en el sector no estatal.

II-Una segunda debilidad, y uno de los dos nudos gordianos principales, reside en el hecho de que nuestra sociedad está desgarrada y fracturada en diversos segmentos desiguales económica y socialmente entre sí, con una mayor parte de la población (obreros y empleados del sector estatal, pensionados, etc. que representan aproximadamente un 60-70% de la misma) que no recibe ingresos legales suficientes para vivir, a pesar de que los servicios médicos y educacionales son gratuitos y de que se asegura una canasta básica de alimentos. Se ha dicho oficialmente que para que el crecimiento del PIB se refleje en la economía doméstica, este debe hacerlo entre un 5 y un 6% como promedio anual. El crecimiento promedio anual logrado en los últimos 5 años ha sido de solo un 2,8% y el crecimiento máximo logrado fue de 4,3 % en el pasado año. En este 2016, primero del período de 15 años que abarca el Plan Nacional de Desarrollo a Largo Plazo hasta 2030, el crecimiento aspirado es solo del 1% y pudiera no haber crecimiento.[1]

Para los siguientes 4 años del actual quinquenio que termina en el 2020 no se prevén crecimientos importantes. La pregunta que nos surge es la siguiente: ¿Debemos seguir esperando sin hacer nada o por lo menos sin pensar en hacer algo que pueda modificar esta situación y romper el círculo vicioso en que nos encontramos? Ya Marx, en su obra La Ideología Alemana escrita junto con Engels en 1844, expuso su descubrimiento de la ley del desarrollo de la historia humana, la que determina que “el hombre necesita, en primer lugar, comer, beber, tener un techo y vestirse antes de poder hacer política, ciencia, arte, religión, etc.”. Mientras los ingresos normalmente legales no les alcancen para vivir, es absurdo pensar que esa mayor parte de la población afectada se resignará  estoicamente a existir  “sin vivir”; y se hace lógica e inevitable la búsqueda de los recursos complementarios e irrenunciables para asegurar su subsistencia y la de su familia por vías ilegales. Los desvíos de recursos y la corrupción, calificada como el peor de nuestros males, encuentran y encontrarán un caldo de cultivo que no puede ser contrarrestado ni vencido únicamente por las vías del control y represión administrativa y policial ni por la propaganda y educación ideológica.

Por otro lado, mientras la pirámide de ingresos de la población esté como ahora: peor que invertida, desarticulada y caóticamente estructurada, no se lograrán las motivaciones y encadenamientos laborales indispensables para el incremento de la productividad del trabajo y para el tan necesario aumento de la producción y la oferta de bienes y servicios a la población. Se hace necesaria la aplicación, lo más rápido posible, de un Sistema de ingresos (no solo salarial pero incluyendo a los salarios) a partir de un ingreso mínimo que alcance para cubrir las necesidades básicas. El salario mínimo hoy es de 225 pesos mensuales y algunos estudios señalan que con los niveles de precios actuales debe alcanzar alrededor de los 850 pesos para cubrir esas necesidades básicas y rebasar el umbral de pobreza. El salario mensual medio actual no llega a los 800 pesos. Es cierto que un aumento de los ingresos en dinero ante una oferta que no crece genera tendencias inflacionarias y no resuelve per se el aumento del ingreso real. Pero también es cierto que la producción y la oferta no crecerán sostenidamente mientras no haya la indispensable motivación material para que los trabajadores rindan sus máximos esfuerzos. Se está ante un círculo vicioso y se hace necesario tratar de romperlo.

El aumento de los ingresos de los trabajadores en forma de sistema integral no solo es necesario para lograr una mayor justicia social y reducir las desigualdades existentes, sino que es base fundamental para aumentar la productividad, la producción y la oferta. ¿Qué hacer? Lo primero es preguntarse de dónde salen los productos de esa oferta extra, en su mayor parte ilegal, que permite que subsistan aun los que no ganan para vivir. Los productos de esta oferta aparecen y existen en el mercado negro, informal e ilegal, y salen en parte de las remesas en especie, pero principalmente de la introducción a través de puertos y aeropuertos de contrabandos que burlan y sobornan a los funcionarios aduanales y salen, desviados y robados, de los almacenes y depósitos de las empresas estatales. Sería aconsejable revisar algunas de las regulaciones existentes para convertir en legal lo que hoy es ilegal pero legítimo. Pero tal vez de mayor importancia, se pudiera también hacer un reanálisis del reparto primario que actualmente se está haciendo del llamado Valor Agregado Total o Nuevo Valor Creado por los trabajadores y que representa el 100% del Valor a repartir. Una parte de dicho Valor, que en teoría económica marxista se denomina Plus Valor, por diversas vías lógicamente se centraliza y se maneja y redistribuye centralmente para las necesidades sociales y la acumulación y el desarrollo. La otra parte es la que se supone represente, como mínimo, el llamado Producto o Valor Necesario para la reposición y reproducción de la fuerza de trabajo y es la que llega como salarios e ingresos personales en general de los trabajadores para satisfacer las necesidades de estos y sus familias. En el socialismo, los trabajadores son los dueños de los medios de producción. Y cualquier productor dueño lo primero que hace con el resultado y con el valor que crea es asegurar la satisfacción de sus necesidades básicas y las de su familia. Luego viene todo lo demás, aunque tenga que limitarse por el momento a una reproducción simple de su producción e ingreso bruto total.

Esto no está ocurriendo actualmente. Tal vez se esté sustrayendo una parte de lo que pertenece y debía integrar al Producto Necesario, y pueda hacerse algún reajuste y aumentarse lo que se destina al ingreso monetario de los trabajadores restándolo de lo que se maneja centralmente. Claro que esto requerirá reajustes cambiarios, tributarios, presupuestarios, de costos y precios, sin afectar el mínimo necesario para cubrir el financiamiento de la educación, la salud, etc. Otra fuente posible pudiera ser, como han propuesto algunos compañeros, la emisión de bonos de deuda pública para ser vendidos a personas naturales que tengan ahorros,  con intereses atractivos aunque no exagerados y tiempos lógicos para ser redimidos, lo que además retiraría liquidez inflacionaria de los que hoy la tienen acumulada en sus casas o en cuentas de ahorro bancarias.

III-La tercera debilidad cardinal y nudo gordiano principal es la relacionada con la denominada dualidad monetariaaunque ya esta no es el problema principal a resolver. El problema principal a resolver es el de la dualidad o multiplicidad cambiaria. La dualidad monetaria en la práctica está resuelta aunque permanece en lo formal. Es solo un estorbo que en nuestro modesto criterio puede y debe eliminarse lo más inmediatamente posible. Eliminado el CUC, automáticamente las TRD [Tiendas recaudadoras de divisas] perderían su sentido como tales. En las relaciones empresariales, también como un primer paso, se debe eliminar de inmediato al CUC en tanto intermediario innecesario. Quedaría entonces desnudo y listo para ser resuelto el verdadero problema: el de la dualidad o multiplicidad cambiaria. Mientras en CADECA el cambio  de 1USD para la población es de 24 CUP, para las personas jurídicas estatales el CUP está significativamente sobrevalorado y el cambio es en general de 1 USD=1 CUP, aunque existen además tasas de 2x1, 7x1, 10x1, etc. De todos los escollos este es el de efectos más negativos, deformantes, confusionistas y contraproducentes:

En sentido contrario a objetivos económicos principales y decisivos como son el aumento de las exportaciones, la sustitución de importaciones y el incremento de las inversiones extranjeras; la permanencia de un dólar devaluado y de un CUP sobrevaluado lleva a que las empresas, en su calidad de exportadoras, se vean desestimuladas a exportar, y en tanto que importadoras, se vean estimuladas a importar y desestimula a los inversores extranjeros.

Contamina, adultera y hace no confiable totalmente a la contabilidad de las entidades estatales y no estatales; y en consecuencia, a los indicadores micro y macro económicos de la economía, lo que desvirtúa en mayor o menor medida las orientaciones de las principales brújulas de que dispone la jefatura del país para tomar sus decisiones.
Es un factor inflacionario y deformador, de un impacto determinante en los mercados de oferta y demanda (entre ellos los mercados agropecuarios) y en general en los altos precios del mercado minorista.

En 2015, por  ejemplo, la suma de remuneraciones a los trabajadores, las pensiones y la asistencia social –que son el componente interno principal de la demanda solvente primaria– aportó aproximadamente 34-36 mil millones de CUP. No dispongo de los datos de lo que aportaron los pagos al sector privado y los créditos a la población, pero guiándonos por los indicadores monetarios que publica la ONEI, la masa monetaria primaria normal que llega a manos de la población, creada en el interior del país y asociada a la producción y oferta nacional, debe ser aproximadamente de unos 55-60 mil millones de CUP. Pero a través de las remesas y de otras fuentes de ingresos en divisas de la población y del sector privado, se inyecta adicionalmente un circulante importado de más de 50 mil millones de CUP al año, no asociado a la producción y a la oferta nacional. Tan solo las remesas, que tienen una tendencia creciente, se estiman en unos 2 mil millones de USD al año –algunos hablan de más de 3 mil millones– y esta cifra al cambio de 1x24 arroja 48 mil millones de CUP anuales. Súmese a las remesas la demanda solvente adicional generada por los ingresos directos en divisas o CUC de las casas y habitaciones rentadas –existen unas 18 mil–,  los paladares, taxistas y demás cuentapropistas que venden servicios directamente a los extranjeros, las propinas, las gratificaciones a los que trabajan en firmas foráneas, las ventas de casas a extranjeros, los ingresos de las “jineteras”, etc. que al cambio de 1x24 van también a comprar al mercado minorista porque no existe un mercado mayorista para el sector privado.

Estos componentes exógenos de la demanda solvente virtualmente la duplican y tienen el agravante de que se concentran principalmente en una parte minoritaria de la población –un 20-25% o menos– con capacidad para pagar cualquier precio y absorber a esos altos precios casi totalmente, o por lo menos a la mayor parte, de la oferta disponible. Mientras esta anomalía persista no hay medidas administrativas, ni precios topados, ni lucha contra intermediarios innecesarios y especuladores, que logre un equilibrio de precios más o menos normal. Los aumentos de producción y de oferta que se vayan logrando, y que son a mediano y largo plazo la solución de fondo, serán insuficientes y se verán contrarrestados –y en gran parte anulados– por la deformación de la demanda solvente antes mencionada.
Otro efecto contraproducente es que este mercado totalmente distorsionado, no es el complemento adecuado en la combinación aconsejable y acertada que se ha planteado entre planificación y mercado y entre sector estatal y no estatal. Esta se ve seriamente afectada y pudiera una vez más conducir a fenómenos desfavorables que produzcan la apariencia de que socialismo y mercado son irreconciliables y, una vez más también, al riesgo de decidir equivocadamente “botar a la criatura con el agua sucia”.

Por último, las tasas de cambio múltiple generan un potencial peligro económico, social y político debido a la extraordinaria ventaja en que sitúa a los llamados “emprendedores” del sector no estatal frente al sector estatal.

Al obtener 24 CUP por cada USD o CUC de ingreso, en lugar de 1 CUP como se obtiene en el sector estatal, las Mipymesprivadas disponen de recursos financieros relativos 24 veces superiores para pagar altos salarios, financiar inversiones y capital de trabajo, asegurar estabilidad laboral y condiciones de trabajo más favorables, etc.

Adicionalmente, los componentes de este sector no estatal toman sus decisiones económicas con total autonomía, solo dentro de ciertas regulaciones que autorizan legalmente su actividad y no tienen que obedecer a ningún organismo superior, a ningún plan ni cifra directiva alguna. Por su parte, la autonomía de las entidades estatales está castrada por los niveles superiores a los que se subordinan y deben ajustarse a un plan y a cifras directivas centralmente determinadas. A ello debemos sumarle que para lograr sus objetivos de siempre, nuestro enemigo tradicional en su política hacia Cuba ha sustituido –por lo menos parcial y temporalmente– “el hacha de la guerra” por la preferible pero ideológicamente más peligrosa “flauta de Hamelin”. Los trabajadores en general, y dentro de ellos los jóvenes y la fuerza de trabajo calificada, son atraídos con una gravitación tal hacia este sector no estatal y hacia la emigración al exterior que no puede ser contrarrestada por un sector estatal sin capacidad ni atractivos competitivos eficaces que oponerle.

En estas condiciones, la amenaza de que prospere la alternativa capitalista es realmente grande y no es una presunción pesimista y alarmista sino simplemente una previsión realista ante la cual debemos actuar. Debe impedirse que las condiciones económicas objetivas internas resulten un caldo de cultivo favorable al enemigo y prevenir que, para evitar la concentración de propiedad y riqueza en el sector no estatal, se tenga que acudir a lo que tenemos crónica y casi patológica tendencia: a medidas administrativas y fiscales extremas y contraproducentes que maten el estímulo al desarrollo de este sector. Hay que encontrar las formulas y vías que eludan, como se ha planteado, nuevas “terapias de choque” para la mayoría de esa población que desde hace años ha vivido y aún vive en crónica “terapia de choque”, recibiendo ingresos que no le alcanzan para vivir.

Pero pudiera y debiera decidirse una cierta “terapia de choque” relativa para la minoría privilegiada, que gracias a la exagerada tasa de cambio de 1x24, vive con relativa holgura y algunos con abundancia después de garantizar, como se ha prometido, que sus actuales depósitos bancarios en divisas internacionales, en CUC y pesos cubanos así como el efectivo actualmente en sus manos sean respetados a la tasa de 1x24. A manera de ejemplo hipotético, si después de eliminar la doble moneda, eliminarse las TRD y establecer al CUP como única moneda en circulación, se decidiera una primera devaluación de tan solo un 25% de esa tasa de cambio (de 1x24 a 1x18)  ello arrojaría una reducción en un año del circulante exógeno en más de 12 mil millones de CUP, los que pudieran destinarse a elevar los salarios y las pensiones, sin que la masa monetaria de la demanda solvente primaria anual total se modifique y, por tanto, sin que tenga por qué producirse un efecto inflacionario –sino todo lo contrario– pues esa masa monetaria sería redistribuida a favor de los más desfavorecidos que, por ser mayoría, presentarían una demanda más dispersa y por tanto menos intensa. Simultáneamente –y esto es determinante– para las relaciones interempresariales se debe devaluar al peso cubano (CUP), lo que sería una medida indispensable para estimular las exportaciones, la sustitución de las importaciones, la inversión extranjera, clarificar y acercar la contabilidad a los hechos económicos reales, y contribuir a poner a las entidades del sector estatal en condiciones de igualdad con las del sector no estatal.

Quisiera dejar constancia que no se debe derivar de las consideraciones expuestas la más mínima intención o sugerencia  de frenar el desarrollo de las Mipymes privadas ni del trabajo por cuenta propia y mucho menos el de las cooperativas, ni tampoco desaprovechar las nuevas posibilidades económicas que se puedan abrir con una normalización de relaciones con los EE.UU., sino todo lo contrario, hay que apoyar estos factores, eliminar trabas y crear mecanismos de encaje adecuados neutralizando sus aspectos  negativos. Estoy consciente de que las sugerencias que hago pudieran tener solo una validez parcial o incluso poca validez práctica, debido a mi falta de información y de conocimientos. Pero si estas logran hacer pensar y provocan el surgimiento, en el proceso de su análisis y refutación, de alternativas concretas valederas para la solución de los problemas que enfrenta nuestro proyecto socialista en los plazos más cortos posible y que pudieran programarse en metas y fechas aproximadas, ello resultaría estimulante y motivador.
Es necesario que los partidarios honestos del proyecto socialista dentro de nuestra academia actual, a la que aprecio altamente calificada y nutrida, se dé a la tarea de elaborar propuestas concretas; que exista alguna institución que actúe como centro receptor, y en debate libre aúne criterios que puedan ayudar a los órganos decisores a prever y tomar las mejores y más prontas respuestas prácticas para desenredar la madeja y preservar y desarrollar nuestro socialismo. En estos momentos no es suficientemente movilizador el bello y paradisiaco dibujo de un futuro impreciso al que se viene aspirando y por el que se viene esperando hace casi 6 décadas. Para motivar, estimular, movilizar y llevar al consenso a las mayorías de la generación actual hay que tener en cuenta que nacieron y se desarrollaron en medio de los avatares y penurias del Período Especial, a casi 60 años en lejanía de la vivencias del capitalismo, con una lectura diferente de lo acontecido hasta ahora en la historia de nuestro proceso, en parte por ignorancia y olvido, y en parte por distancias temporales y generacionales, con un acumulado de necesidades insatisfechas y de expectativas y aspiraciones reiteradamente frustradas y con un alto nivel cultural promedio,  todo lo cual potencia su exigencia crítica.

A esta generación hay que presentarle un futuro no igual ni similar a los futuros también socialistas a los que se aspiraba en los años 60 o en los años 70 y 80 del siglo pasado y que por diversas razones objetivas y subjetivas se vieron frustrados, lo que ha dañado seriamente la confianza de las masas en el porvenir socialista. Hay que presentarles un futuro socialista nuevo, derivado de las realidades y posibilidades actuales. Un futuro no solo deseable sino también alcanzable de manera convincente, verosímil y realista; con etapas, metas y plazos visibles y esperanzadores, con expectativas confiables de llegada. El proceso de actualización (transformación) del modelo, iniciado desde el 2008, se ha enrumbado en lo fundamental correctamente, pero adolece de marchas y contramarchas no siempre lógicas y justificadas; en algunos casos con pasos demasiados cortos y demorados o ningún paso, que faltan al sentido de urgencia al que se ha referido Raúl. Es evidente el inmovilismo que se manifiesta en sentido bastante generalizado obedeciendo a disímiles causales, ninguna positiva. Acorde con las ideas de Marx expresadas ya en 1844, para el propósito socialista se debe organizar un mundo empírico que constituya una base objetiva adecuada para producir resultados y condiciones de vida mínimas y crecientes, capaces de generar una conducta en los individuos que coincida o tienda a coincidir con el interés humano social pro socialista y logre crear el consenso necesario y la legitimación del proyecto en las mayorías de nuestro pueblo, principalmente entre nuestros jóvenes.

Sobre esta base es que podría ser eficaz y eficiente la indispensable lucha ideológica también determinante, utilizando todos los medios y tecnologías actuales de comunicación social y desarrollando una labor educacional, cultural, informativa y política inteligente, oportuna, atractiva, incluyente, crítica, autocrítica y actualizada. Como dijese una destacada periodista nuestra: David tiene que ser más astuto que Goliat. ¡Aseguremos la preservación y desarrollo del carácter socialista de nuestro futuro!     [1] A partir de índices informados por niveles superiores de dirección económica, para lograr ese 1% de crecimiento del PIB las importaciones deben crecer un 2-3% y lo que se está planificando es reducirlas en un 3,3%.