Viaje a la Luna

Viaje a la Luna

LA LUNA DE NOKA

Una memoria a mis antepasados, a mis vivencias...unos versos de futuro.

QUIEN NO SE OCUPA DE NACER SE OCUPA DE MORIR

miércoles, 7 de diciembre de 2016

DEUDAS DE LA DEMOCRACIA CUBANA

Murió Fidel, y hasta el 2018 cuando Raúl prometió dejar la Presidencia de Cuba, el tema sustituto, el tema democracia en Cuba, será una constante.

Fidel no me dio nunca la oportunidad de votarlo directamente y Raúl tampoco, no se vislumbra en un futuro próximo que algún cambio en ese sentido vaya a ocurrir. Ya he dicho en otros apuntes que el sistema democrático de Cuba como está planteado desde 1976 me complace y abogo por él con las dos manos, en el pasado cuando vivía en Cuba lo hacía por intuición y por lo que leía del resto del Mundo, hoy participando de cerca en el sistema "democrático" de un país como Argentina y el haber estado y recorrido otros países de la Región y de Europa, mi convencimiento es pleno.

Cuando apareció en 1976 la primera constitución socialista en Cuba (tarde para mi gusto, pues anterior a esta fecha "supuestamente" regia la de 1940, muy progresista pero no socialista) yo tenía apenas 13 años, y solo cuando llegue a los 16 es que pude participar en el proceso democrático de la nación, antes de esa fecha todo se resolvía o en la Plaza levantando la mano, o en discusiones de los colectivos obreros y campesinos, como se decía entonces la Revolución en ese año entro en su etapa de institucionalidad, no quiero hacer un recorrido histórico, pero recién en 1965 se pudieron eliminar las ultimas bandas contrarrevolucionarias del Escambray introducidas y financiadas por el "Norte revuelto y brutal que nos desprecia" y en 1968 fue el desbarajuste de la nacionalización de lo último privado que quedaba en Cuba, el timbiriche de la esquina.


El que no participen los partidos políticos en un sistema eleccionario y al mismo tiempo conserve la esencia de lo democrático es un avance increíblemente humano, lo de Cuba es un gran experimento digno de estudiar y profundizar, está claro que el Mundo jamás reconocerá esto porque el santo grial del dinero y los grandes medios de comunicación se quedaran y profundizaran en la idea de la Dictadura.

Ahora bien, el sistema cubano tiene deficiencias, algunas de ellas superadas en 1992 con la reforma constitucional de entonces, y también lo persigue otras características que podían aparecer con el tiempo, como apatía de la gente en las asambleas barriales, el burocratismo y la falta de poder real de los delegados de circunscripción. Estas son algunas de las deudas que tiene el sistema cubano por resolver que por primera vez ha desafiado el paradigma impuesto por la burguesía cuando le toco históricamente tomar el poder e instaurar el capitalismo desde las alturas.



Existen algunas otras deudas y una importante a mi modo de ver es que todavía no contemos con diputados a la Asamblea Nacional profesionalmente dedicados a legislar y discutir leyes que emanen del pueblo (que los coloca en esas bancas) y del Consejo de Estado, de manera tal que se gobierne mas por consensos que por decretos de este ultimo. Otro tema aparte es como el pueblo a través de sus asambleas barriales puede llegar a candidatear y votar al Consejo de Estado, como órgano supremo  colegiado de ejecución de las políticas de gobiernos y específicamente a los dos cargos que representan al país, que sería al Presidente y Vice presidente de ese Consejo, que ostentan la condición de Presidente y Vice de la Nación Cubana. Mientras estuvo la generación histórica, Fidel y luego Raúl fueron ratificados en sus cargos indirectamente por el pueblo a través de sus representantes en la Asamblea Nacional, pero creo que ha llegado la madurez a la Nación Cubana y su Revolución para que el pueblo en asambleas barriales decida y vote quienes llevaran las riendas del país, no hacerlo o no crear las condiciones para cuando llegue el 2018 sería imperdonable para una generación histórica que llevo a Cuba a ser lo que es hoy, el pueblo lo necesita y la existencia de la Revolución con ese mandato popular seria indestructible democráticamente hablando.


martes, 6 de diciembre de 2016

UNA INVITACIÓN A LA FUGA DE CEREBROS

(Por Laura Vales, publicado en Pagina12)

Por los recortes al presupuesto, los ingresos a la carrera de investigador del Conicet serán el año próximo un 60 por ciento menores. La planta del organismo había sumado 943 científicos en 2015; venía aumentando su número con un plan, impulsado por el Ministerio de Ciencia y Técnica, para incrementar su planta en un 10 por ciento anual. Por eso, se estimaba que este año los ingresantes iban a estar en el orden de los 900 o 950. Pero el jueves, tras la aprobación por el Congreso del Presupuesto 2017, el directorio del Conicet hizo cuentas y resolvió que en 2017 sólo abrirá el concurso a menos de 400 becarios. El cambio implica una reducción drástica del número de investigadores y el abandono de la política de Estado destinada a impulsar la ciencia argentina.


La noticia venía circulando como rumor en el ámbito académico y ayer fue difundida por la revista Nexciencia, de la Facultad de Ciencias Exactas (UBA), que para confirmarla habló con la socióloga e historiadora Dora Barrancos, directora en el área de Ciencias Sociales y Humanidades del Consejo Nacional de Investigaciones Científicas y Técnicas (Conicet).

“No hay forma de que ingrese más gente con el presupuesto que armó el Poder Ejecutivo”, dijo Barrancos a PáginaI12, al ser consultada sobre si se trata de una medida sin marcha atrás o si todavía podría ser revisada, ya que aún no hubo anuncios oficiales.

Los investigadores del Conicet se declararon de inmediato en estado de alerta. Desde el espacio de Científicos y Universitarios Autoconvocados advirtieron que en el llamado de 2017 sólo ingresarán 385 nuevos investigadores. “Es el menor número de ingresantes de la última década y retrotrae al Conicet a los niveles anteriores al año 2004, cuando se puso en marcha el plan estratégico que permitió la recuperación de su base científica”, advirtieron.

Promesas de campaña

La carrera de investigador del Conicet se basa en el otorgamiento de becas a graduados universitarios que les permiten, durante los cinco años que dura un doctorado, dedicarse a estudiar. De la misma manera, hay subsidios para investigación, posdoctorado. El impulso al desarrollo del sistema científico fue parte de una política de Estado que se sostuvo durante los gobiernos del kirchnerismo. En esa línea se inscribieron el programa Raíces –de repatriación de científicos en el exterior– y del Plan Argentina Innovadora 2020, un programa del Ministerio de Ciencia, Tecnología e Innovación Productiva que, aprobado en 2013, estableció como meta elevar la planta de científicos argentinos a 10 mil en 2015 –se cumplió– y llegar a 15 mil en 2020, lo que suponía un crecimiento de 10 por ciento anual en la cantidad de ingresantes del Conicet hasta 2018.

El plan fue lanzado por el actual ministro de Ciencia, Lino Barañao, durante su gestión en el mismo cargo pero bajo el gobierno de Cristina Fernández. Como se sabe, la permanencia del funcionario tras el recambio presidencial fue mostrada por Cambiemos como un signo de “continuidad de una política de Estado”. Pero el recorte va en la dirección opuesta. Y suma otro ítem al listado de promesas de campaña incumplidas por Mauricio Macri, que un año atrás, como candidato a presidente, en el debate que lo cruzó con Daniel Scioli, sostuvo: “Convoco a nuestros científicos y al buen trabajo del Conicet para que tenga un mayor impacto social. Jamás he estado en contra de la ciencia y la tecnología. Siempre lo que he rescatado de este gobierno ha sido eso”.

Otra frase de campaña del Presidente: “Vamos a continuar con los avances en el Conicet. Los necesitamos para ser parte de la sociedad de conocimiento”.

“Un recorte enorme”

El físico y ex decano de Ciencias Exactas (UBA) Jorge Aliaga fue funcionario del Ministerio de Ciencia en el período en que se pusieron en marcha las políticas de impulso al desarrollo científico: en diálogo con PáginaI12, apuntó que el aumento de la cantidad de becarios del Conicet fue clave para que el país pasara “de quinientos egresados de doctorados por año a más de dos mil”. El Conicet, explicó, “lo hizo por dos motivos: porque tenía una planta de investigadores muy envejecidos y porque consideraba que el país tenía que llegar a cinco científicos cada mil habitantes”. Un objetivo ligado a un proyecto de país con una industria nacional en crecimiento.

– ¿El Estado es el único financiador del desarrollo científico?

–Los investigadores también pueden trabajar en las universidades o en otros organismos públicos. En un contexto en el que el Estado tenía iniciativas importante, como el desarrollo de los satélites Arsat, también había científicos trabajando en empresas estatales, y empezaba a haberlos en empresas privadas, pero de a poco. Este es el proceso que ahora será afectado.

¿Cómo medir el grado de esa afectación? Aliaga apuntó que “desde que se abrió el programa Raíces se logró repatriar a 1300 científicos, en un esfuerzo de doce años. Es decir que hablamos de un recorte enorme”.

Desde el Grupo Ciencia y Técnica Argentina –que integran, entre muchos otros, Adrián Paenza, Alberto Kornblihtt, Ana Franchi, Carolina Mera, Sandra Carli y Graciela Morgade– coincidieron en que este abrupto cambio en la política científica “es una estafa a la nueva generación de investigadores y a toda la sociedad argentina que avaló y acompañó el fortalecimiento de la ciencia y la tecnología como apuesta al desarrollo integral del país”. El Conicet “tiene más de 10.500 becarios en formación, que ingresaron al organismo con la expectativa de que se cumplan los planes establecidos. Sin duda, tienen derecho a reclamar que eso suceda”.

Los investigadores de Científicos y Universitarios Autoconvocados y los representados en ATE-Conicet se reunirán esta tarde en la Facultad de Medicina para decidir un plan de lucha, posiblemente una manifestación ante el Ministerio de Ciencia, la semana que viene.


lunes, 5 de diciembre de 2016

INSISTO

Han sido nueve días de dolor para un pueblo y continuará, el mismo que decidió un "Yo soy Fidel" o llevar el brazalete del Movimiento 26 de Julio en su brazo, las almas de Cuba y de una parte no despreciable del Mundo se movilizaron, hubo silencios necesarios, llantos, poesías, canciones, reflexiones. Nadie obligo a que ese pueblo se manifestara e inclusive que firmara algo tan profundo y hermoso como "...cambiar todo lo que debe ser cambiado, es igualdad y libertad plenas, es ser tratado y tratar a los demás como seres humanos...", La Revolución Cubana, tiene esas bases tan humanas, y eso ha hecho que a pesar del tiempo transcurrido siga ahí, esa es la única explicación posible para tal aventura en este planeta. Ahora bien, esas ideas ha sido ejecutadas por hombre como tú, como yo, como Fidel y en medio de situaciones históricas algunas que han ido cambiando, y otras no, de estas últimas situaciones, está el "irrespeto" (mirándolo con un solo ojo) del Norte por no reconocer que puede construirse algo distinto a solo 90 millas de sus costas, nunca nos han dejado tranquilos, y siempre uso a cubanos de adentro para acabar con esa posibilidad de lo distinto.



La Revolución Cubana lleva en sus entrañas ese humanismo, pero no ha estado exenta de errores, humanos también, yo veía a la esposa de Fidel, compungida entregando las cenizas del líder, y la escena me emociono, y me emociono que "toda la gloria del Mundo" cupiese en el seno de esa roca, pero cuantos atropellos innecesarios cometidos se le hicieron a algunos cubanos, cuando en esa guerra (que existió y existe) con el Imperio, nos olvidamos de poner los tratos humanos por encima de las diferencias ideológicas y políticas, ejemplos hay unos cuantos, los cubanos los conocemos. No hay creación humana exenta de errores, no seriamos nosotros "humanos al fin", La Revolución Cubana, pretende y pretendió  siempre emancipar a las grandes mayorías analfabetas, pobres, humildes, renegadas por los siglos de los siglos y en su pretensión, algunas veces no aplico a TODOS "...ser tratado y tratar a los demás como seres humanos...", esa es UNA verdad, por lo pronto diré, es mi verdad.



En estos días que uno, sin merecerlo, se convirtió en "embajador de su país", recibí, desde condolencias (como si Fidel fuera mi pariente) hasta puteadas porque Fidel no dejo venir a Hilda Molina a ver a sus nietos a la Argentina, pero como me escribió un amigo mío por mail desde Cuba después que yo acompañara su dolor, el resultado fue "la mayoría siente, la minoría se alegra, con todos los errores posibles, esto demuestra que el resultado es positivo y que por esto la resultante señala hacia el único camino posible, para delante."




Insisto, La Revolución Cubana por su historia, por su comportamiento con las mayorías merece su existencia, un pueblo en luto por estos días lo ha refrendado, de los errores se ha aprendido, pero queda mucho camino por recorrer, apliquemos en la práctica ese concepto firmado por muchos y seremos mejor sociedad para ahora y para siempre.



domingo, 4 de diciembre de 2016

Cuba
bendita tu tierra
ya teníamos un Apóstol
hoy tenemos La Roca...

sábado, 3 de diciembre de 2016

Vendra el tiempo
en el que el liderazgo
se parecera a una crucifixion...
Entonces los pueblos, los humildes,
seremos los dueños...
por lo pronto alguien nos manda
no somos libres, sea en Cuba, en Burundi,
o en New York

viernes, 2 de diciembre de 2016

La crítica estadounidense de Cuba sobre derechos humanos es una hipocresía total, dada la historia de Estados Unidos. 
Por Ben Norton

(Publicado por el blog de Iroel Sánchez "La Pupila Insomne")

El líder revolucionario Fidel Castro murió esta semana a la edad de 90 años. El ex presidente cubano, conocido entre sus compatriotas como El Comandante, sobrevivió 10 administraciones presidenciales de Estados Unidos — y también cientos de tentativas de asesinato por la CIA.

Después que él ayudó a establecer en la República de Cuba en 1959 una revolución contra una dictadura derechista respaldada por Estados Unidos, muchos en el gobierno estadounidense criticaron al líder socialista y a su nueva administración – y así permaneció durante décadas.

Inmediatamente después de la muerte de Castro, el presidente electo Donald Trump, se refirió a él en Twitter un como un ‘dictador brutal’, — días antes de que él hiciera la propuesta draconiana que los estadounidenses deberían perder su ciudadanía para quemar la bandera de Estados Unidos en protesta (una actividad protegida por la Constitución).

En febrero, cuando el presidente Barack Obama alivió algunas de las duras sanciones del gobierno estadounidense contra Cuba después de cinco décadas, condenó el historial de derechos humanos de la pequeña nación isleña. ‘Estados Unidos siempre defenderá los derechos humanos en todo el mundo’, insistió.

Esto es ridículo escuchárselo al líder de un país que actualmente bombardea a seis países de mayoría musulmana y que está ayudando a moler a un Yemen empobrecido y hambriento hasta hacerlo polvo. Sin mencionar que Obama lidera una superpotencia que encarcela a más personas en el mundo, fuerza a los refugiados y a los migrantes a centros de detención privatizados y con fines de lucro y deporta a millones de ellos. Además, los Estados Unidos es un país que apoya dictaduras brutales en el Golfo y más allá, y donde los negros desarmados son asesinados repetidamente por la policía y donde los indígenas que protegen su agua son brutalizados.

Además, la hipocresía de los Estados Unidos criticando a Cuba por los derechos humanos es aún más difícil de comprender si se tiene en cuenta que el lugar de Cuba con las peores prácticas de derechos humanos es de hecho la parte controlada por los Estados Unidos.
En la base naval de la bahía de Guantánamo, los EE.UU. han encarcelado a cientos de personas sin juicio; muchos han sido torturados. El presidente Obama prometió innumerables veces cerrarlo; él hizo campaña en 2008 con tal promesa. Sin embargo, permanece abierto – muchos de sus antiguos presos liberados, pero aun sigue abierto.

El gobierno cubano considera que la base militar estadounidense en la Bahía de Guantánamo está en territorio ilegalmente ocupado. Los Estados Unidos consideran a Guantánamo su propiedad legítima; después de todo, los EE.UU. la ocuparon cuando convirtió a Cuba de una colonia española en una colonia de facto de los Estados Unidos en la sangrienta guerra hispanoamericana de 1898.

La tortura no es el único abuso de los derechos humanos cometidos en ese territorio, tampoco los crímenes de Estados Unidos son sólo del período posterior al 11 de septiembre. A principios de los años 1990, la Bahía de Guantánamo fue utilizada para detener a refugiados haitianos que habían huido de un régimen iniciado por un golpe respaldado por la CIA en su empobrecido país. Las administraciones de George H.W. Bush y Bill Clinton utilizaron el temor al VIH / SIDA para justificar el internamiento obligado de miles de desesperados haitianos en lo que un juez federal estadounidense describió como un ‘campo de prisioneros de VIH’.

Un legado de terrorismo respaldado por Estados Unidos.

La contradicción evidente de los políticos estadounidenses que hacen tales pronunciamientos moralistas se agrava aún más por la historia del terrorismo respaldado por Estados Unidos en Cuba.

Tal como detalló SALON en un artículo anterior, los Estados Unidos han aterrorizado a Cuba por más de 50 años, desde que Castro dirigió la revolución que liberó a su país del yugo del imperialismo estadounidense. El académico Noam Chomsky ha calificado la política estadounidense en Cuba como una ‘campaña terrorista‘ y una ‘guerra terrorista asesina‘ de décadas.

En 1978, el periodista e historiador Garry Wills, ganador del Premio Pulitzer, escribió en The New York Times sobre la ‘campaña de terrorismo y sabotaje de EE.UU. dirigida contra Castro’. Incluso el célebre historiador del ‘establishment’ Arthur Schlesinger, quien fuera asesor de John Kennedy y su hermano Robert, habló del intento de los Estados Unidos de desatar ‘los terrores de la tierra’ en la Cuba posrevolucionaria.

Dos años después de la revolución cubana de 1959, los Estados Unidos lanzaron una invasión militar de la isla, intentando derrocar violentamente a un gobierno que admitió que era muy popular, matando e hiriendo a cientos de cubanos, incluso a miles según algunos estimados.

El ex fiscal general estadounidense Robert Kennedy escribió en unas notas de una reunión de la Casa Blanca de 1961: ‘Mi idea es agitar las cosas en la isla con espionaje, sabotaje, desorden de género, ejecutado y operado por los propios cubanos’. Agregó que ‘no se escatimarían esfuerzos, tiempo, dinero ni personal’. Aquellos que estaban en la reunión de la Casa Blanca discutieron el uso de productos químicos para incapacitar a los trabajadores azucareros cubanos y consideraron alentar a los ‘elementos gansteriles’ en la isla.

¿Cuál ha sido la meta del gobierno de Estados Unidos? Desde 1960, se ha esforzado, en las palabras de Lester Mallory, el ex-subsecretario de Estado para Asuntos Interamericanos, en “lograr el hambre, la desesperación y el derrocamiento del gobierno revolucionario de Cuba”, en “disminuir los salarios monetarios y reales” y crear “desencanto y desafección basado en las dificultades económica y las privaciones”.

Con el fin de hacer esto, los EE.UU. han impuesto a Cuba un bloqueo unilateral destructivo y paralizante por 55 años. Un bloqueo que ha tenido un enorme costo en la población civil del país, y uno al que se ha opuesto vigorosamente la mayor parte de la comunidad internacional.

La presión de los EE.UU. no sólo ha sido económica; a menudo ha sido violenta. De 1959 a 2006, la CIA, según se reporta, habría perseguido al menos 638 intentos de asesinato contra Fidel Castro. La película documental ‘638 maneras de asesinar a Castro‘, producida por el Canal 4 de la cadena de medios de comunicación pública del Reino Unido, detalló la gran variedad de estrategias de asesinatos fallidos que los Estados Unidos organizaron.
Civiles cubanos también han sido asesinados por terroristas de derecha entrenados por la CIA y amparados por el gobierno de los EE.UU.. Luis Posada Carriles, que ha sido llamado ‘el Osama bin Laden de América Latina’, trabajó previamente para la CIA, a pesar de que el FBI lo designó más tarde como terrorista. Un documento desclasificado del gobierno estadounidense muestra que Posada Carriles probablemente planificó el bombardeo de 1976 del vuelo 455 de Cubana, que mató a 73 personas. Actualmente, vive en Miami, según el Diario Las Américas.

De una manera similar, cuando se le preguntó en el documental ‘638 maneras de asesinar a Castro’ si estaba también detrás del bombardeo del avión de pasajeros, el terrorista cubano exilado Orlando Bosch, respaldado por Estados Unidos, respondió: ‘Se supone que debo decir que no’, antes de insistir en que todo está justificado en la guerra contra Castro. Bosch infamemente declaró: “Todos los aviones de Castro son aviones de combate”, inclusive el avión civil de Cubana. Incluso Dick Thornburgh, fiscal general estadounidense bajo los presidentes Reagan y el mayor de los Bush, caracterizó a Bosch como “un terrorista impenitente.” Bosch murió de vejez en Miami en el 2011.

Los complots estadounidenses para desestabilizar y derrocar el gobierno de Cuba han continuado hasta el presente, por todas las administraciones presidenciales, independientemente del partido. En el 2014 fueron expuestos otros dos esquemas: un falso sitio web de Twitter creado por la Agencia de los Estados Unidos para el Desarrollo Internacional con el fin de difundir la desinformación anti-gubernamental y la infiltración de la escena del hip-hop cubano en un esfuerzo por provocar la disidencia.

En otras palabras, después de 57 años e innumerables complots frustrados, el país más poderoso del mundo fracasó en aplastar a un país que emprendió una revolución contra él, y a una pequeña nación insular que resistió su ira constante.

A pesar de las dificultades increíbles y el esfuerzo concertado para destruirla, Cuba ha perdurado. Aun así se las arregló para crear unos de los mejores sistemas de atención de la salud y educación en el mundo. La revolución transformó una antigua colonia estadounidense plagada de problemas de salud, analfabetismo y desarrollo extremadamente desigual en un país con el mejor sistema educativo de América Latina y con una tasa de mortalidad infantil menor que la de los Estados Unidos.

Sí, Cuba no tiene los niveles de vida de países occidentales industrializados. Pero estos países desarrollaron sus economías a lo largo de siglos de colonialismo, imperialismo, la esclavitud de seres humanos y la explotación brutal de tierras extranjeras. Las comparaciones con Cuba casi siempre están fuera de contexto. No se contrasta con países vecinos como, por ejemplo, Haití (donde los Estados Unidos han respaldado dos golpes de Estado desde 1991 y trabajado con corporaciones multinacionales para bloquear un aumento del salario mínimo a unos míseros 0,95 dólares por hora).

Habría mucho que ganar de una discusión argumentada sobre el legado de Castro – preferiblemente una discusión conducida por el propio pueblo cubano. Debe haber una mirada aguda tanto a los enormes beneficios y ganancias pero también a los verdaderos fracasos y problemas del gobierno cubano. Sin embargo, los Estados Unidos no están en condiciones de hacer tales juicios; ha intentado sin cesar durante más de cinco décadas aplastar ese gobierno.

***
(Traducción para La pupila insomne de Juan Alfonso Fernández González)

http://www.salon.com/2016/11/30/american-criticism-of-cuba-on-human-rights-is-total-hypocrisy-given-our-history-of-terrorizing-the-island/

jueves, 1 de diciembre de 2016

Mi vieja Lisso que nunca fue Fidelista, es más, nunca "le perdonó a Fidel" que hubiera tantas restricciones para salir del país, sobre todo para una gitana que estaba acostumbrada a andar los caminos, pidió una misa por Fidel en España, como bien me dijo "yo respeto a los muertos sean buenos o menos buenos, ya el SEÑOR los colocará  donde EL crea, yo no soy juez de nadie",...pero mi vieja sabe que yo le debo mucho a la Revolución y estoy agradecido de lo que soy a su obra.



(Esto escribí el 22 de Diciembre de 2011)

YO NO ME OLVIDO DE DONDE VENGO


Hubo un lápiz
para mi y para ti
hubo unas ganas de llegar al fin

Allí empezó mi musa
mi hambre por conocer
quien soy
también mis derechos
para regalar una flor

Hubo un libro
sin palabras
llenas de amor
íbamos a cambiar el Mundo
y de alguna manera cambio

Demos gracias
por lo que soy